Lo que usted no conoce del Brexit

Lo que usted no conoce del Brexit

Lo que usted no conoce del Brexit

El próximo 29 de Marzo de 2019 se podría hacer efectiva la salida del Reino Unido de la Unión Europea, decisión democrática tomada mediante un Referendum que estremecerá la economía Británica, Europea y de todos los países que sostienen relaciones comerciales con UK.

En Noviembre y Diciembre 2018 en una carrera maratónica Theresa May visita a sus homólogos, los Primer Ministros Europeos, a los Presidentes de la UE y del Consejo Europeo y sostiene estratégicas reuniones en Bruselas formulando un Acuerdo borrador para proponer una negociación que permita salir a UK de la UE  en condiciones más favorables y menos traumáticas.

 Cuál es la propuesta sobre la mesa para una salida negociada en Bruselas, dónde está el dolor de cabeza?

La Primera Ministra Theresa May lanzó su Acuerdo el 14 de noviembre 2018 y se presentó ante el Presidente de la Comisión Europea Jean Claude Juncker y el Presidente del Consejo Europeo Donald Tusk en Bruselas en Diciembre para buscar un consenso. Como es conocido por la opinión, existe en este momento un periodo transitorio que va hasta Diciembre 2020, que permitirá acoplar medidas y decisiones tomadas este Marzo 2019, donde se descubre el mayor dolor de cabeza en la negociación.

Si para esta fecha UK y la UE no se ponen de acuerdo para firmar un Acuerdo Comercial que convenga  a las partes, Irlanda del Norte será frontera con la UE y gozará de los beneficios de ser parte de Europa. Este es el dolor más grande del partido Conservador que lidera May, dado que se crearía una frontera interna con Irlanda del Norte, tema que no acepta el Parlamento Británico.

Por qué tuvo una derrota ante el Parlamento Británico y qué no aceptan negociar?

El 15 de enero de 2019, el Parlamento Británico en Londres rechazó el acuerdo del Brexit presentado por May, con 432 votos en contra y 202 a favor.

Múltiples ministros se opusieron al acuerdo llamado ‘suave’ de la primera Ministra, con los siguientes puntos:

  • La disputa es la frontera Irlandesa del Norte. Según el acuerdo de May, un ‘backstop’ aseguraría que no volverían a los controles fronterizos entre Gran Bretaña e Irlanda, situación que podrían en riesgo el acuerdo de paz de 1998. Se prevé una decisión en 2020 sobre qué pasará para mantener abierta la frontera, después del proceso de transición. O el gobierno británico tendría que prologar el periodo de transición una vez más, o entrar a un régimen aduanero bajo el cual Irlanda del Norte se alinearía con las reglas de la Unión Europea.
  • La libertad de movimiento. Este derecho permite a los ciudadanos de UE, vivir y hasta cierto nivel, acceder las prestaciones sociales de cualquier país en su área. El Acuerdo de la Primera Ministra incluyó la retirada de este derecho después del periodo de transición.
  • La ‘factura de divorcio’. Gran Bretaña acepta cubrir las contribuciones a las pensiones del personal y los compromisos con los programas de la UE realizados por el Reino Unido como miembro durante el período de financiación que se extiende hasta 2020. El proyecto de ley se ha estimado anteriormente en unos 39.000 millones de libras esterlinas.
  • El Mercado Único. El Reino Unido intentó argumentar que podría tener un comercio sin fricciones con la UE sin ser miembro del Mercado Único o de la Unión Aduanera, que le permitiría cerrar sus propios acuerdos comerciales con otros países sin sufrir una disminución del acceso a los mercados de la UE. Pero la UE dijo que el comercio sin fricciones es un beneficio de la pertenencia al Mercado Único y a la Unión Aduanera, y por lo tanto no está disponible para los no miembros.
  • La pesca. La UE confirmó repetidamente que no permitiría a los exportadores británicos de productos del mar el acceso libre a los mercados de UE sin aranceles a no ser que haya un acuerdo recíproco para que las flotas pesqueras de la UE puedan seguir operando en aguas británicas. Sin embargo, el acuerdo de retirada sólo llega a decir que la UE aplicaría aranceles a la pesca hasta que se llegara a un acuerdo separado sobre el acceso a la pesca de la UE en los mares de Reino Unido.

Algunos de los diputados se opusieron al Acuerdo porque quieren un nuevo referéndum con la opción de desechar Brexit, mientras que otros aceptan que el Brexit tenga lugar. Por otro lado, muchos piensan que el Acuerdo de la Sra. May deja al Reino Unido demasiado atado a las normas de la UE, y por esta razón otros prefieren ver un Brexit sin acuerdo, que es donde el Reino Unido deja a la UE sin ningún Acuerdo especial en vigor. La  UE está pidiendo ‘claridad’ sobre la situación.  El líder de oposición, Jeremy Corbyn del Partido Laborista, presentó una moción de censura, contra la Primera Ministra, lo que pudo haber provocado su dimisión, pero por la presión en tiempo, no del periodo de transición, sino de la fecha oficial de la ruptura el 29 de Marzo, no conviene nombrar un nuevo Primer Ministro. May deberá presentar una nueva propuesta de Acuerdo clara como Plan B ante el Parlamento, que se votará el 29 de enero y para lo cual ha invitado a líderes de diferentes Partidos en Londres para pensar como Reino Unido y nó arriesgarse a obtener un Brexit extremo perjudicial. Si no logra construir un Acuerdo que el Parlamento apruebe, sucederán otras opciones: una extensión del Articulo 50 seguida por una Elección General, un segundo Referendum (si los MPs lo apoyan), o una salida “Sin trato” de la UE el 29 de marzo.

 

//]]>